Sus fans llegaron a llamarle el “Padre de la Motivación” pues se embarcó en el mundo del desarrollo y crecimiento personal tras haber sido criado y educado en orfanatos. Puso de referencia su vida, sus dificultades y sus conocimientos.

Se doctoró en psicología por la Universidad de Michigan y ha escrito bastantes libros de superación personal, el más famoso y reconocido “Tus zonas erróneas”.

Alternó las terapias psicológicas con incursiones televisivas y conferencias.

En 2009 le diagnosticaron leucemia linfocítica crónica. La familia publicó en las redes sociales el fallecimiento de Wayne en el 2.015.

¿Qué letra se puede esperar del denominado “Padre de la motivación”? ¿Cuáles eran las motivaciones de Wyer? ¿Se sentía a gusto consigo mismo?

Características grafonómicas

Destacan la alternancia entre mayúsculas y minúsculas y la variabilidad de tamaño en el texto, la inicial grande de la firma y la inclinación de la misma. Predominación del nombre y desligada.

Análisis Grafológico

Estos parámetros grafonómicos sumados al resto de variables nos indican que de primeras Wayne Dyer debería parecer un hombre tranquilo, siendo en el fondo apasionado, imaginativo e impetuoso.

Existe dinamismo y vivacidad, lo que marca esa impaciencia de la que hablamos. Era persona de acción, de hacer las cosas, de ponerse en movimiento. Disponía de capacidad realizadora.

Esa vivacidad también se aprecia en lo intelectual aunque Wayner Dyer reflexionaba antes de ejecutar.

Así mismo se tendría que refrenar. Su impetuosidad latente la procuraba controlar delante de las personas. El texto indica que a Dyer le gustaba manifestarse claramente, acentuando el hacerse entender; pero lo guiaba un deseo de permanecer impenetrable, porque simula y evita que los demás capten el modo de pensar íntimo y personal. Necesitaba encubrir las limitaciones personales y los sentimientos de inferioridad. Deseaba ser reconocido y aplaudido por lo logrado, por ello, tendría que meditar lo que decía y cómo lo decía.

La letra indica ciertas ambiciones contrariadas ya que quería ir más allá de sus posibilidades. Discordancias entre el querer y el poder. El desear hacer las cosas y el realmente poder hacerlas.

Existe imaginación, capacidad para dar sentimiento y expresión a las cosas, denominémoslo, “inspiración creadora”.

De naturaleza reservada, Wayne procuraba mantener su intimidad a buen recaudo. Prefería a su familia, el bienestar de los suyos, más que la faceta profesional.

La firma nos habla de una persona diplomática, con habilidad para relacionarse. De hecho, se convirtió en una de esas personas que gusta escuchar.

¿Se sentía a gusto consigo mismo Wayne Dyer? Sí. Logró conquistar a través de los años la madurez de aceptar quien uno es.

Conclusión

Hay una frase de Wayne que dice «No siempre puedo controlar lo que pasa afuera, pero sí puedo controlar lo que pasa en mi interior».

Todas las personas tenemos nuestras luces y nuestras sombras. Procuramos controlar el presente y el futuro con estrategias egoicas que nos llevan de cabeza a la frustración y al vacío existencial. Vivimos en una sociedad que asusta y genera desconfianza y, es debido a que pensamos que nada de lo de afuera tiene que ver con nosotros.

Con esa perspectiva ya nos hemos situado en el victimismo.

Cuando miramos en el interior y nos hacemos responsables (no culpables) de lo que pensamos en cada instante, nos daremos cuenta que tan solo vemos afuera lo que tenemos dentro. Vemos reflejado en el exterior nuestras creencias, nuestros miedos, nuestros engaños.

Como dice Wayne, podemos controlar nuestros pensamientos enfocándonos en lo que estamos sintiendo y con ello “modificar” la perspectiva que el espejo nos trasmite.

¿Te gustaría saber lo que tu letra dice de ti?

Espero que os haya gustado este análisis.

Si deseas saber qué dice tu letra de ti ponte en contacto conmigo a través de email evaherrerac@gmail.com

Muchas gracias por leerme.

Más grafología en