¿Quién no ha escuchado alguna conferencia de Mario Alonso Puig?

Se le puede escuchar, es más, ¡disfrutar!… aunque de su vida privada pocos datos se encuentran. Nadie diría que es necesario, pues es como un ángel que llega a la tierra y trasmite sus conocimientos a través de la palabra. Pero la fuerza de Mario es la credibilidad que tiene por ser Médico especialista en Cirugía General y Digestiva.

Nació en 1.955 y ha dedicado gran parte de su vida a investigar sobre el potencial humano. Ha explorado sobre el impacto que generan  los procesos mentales en la salud, y en cómo reacciona el cuerpo ante los desafíos, la incertidumbre y los cambios.

Actualmente imparte conferencias y cursos sobre Liderazgo, Comunicación, Creatividad y Gestión del Estrés; a nivel nacional e internacional para múltiples universidades, empresas e instituciones.

Autor de varios libros de desarrollo personal entre los que destaca Ahora YO, Reinventarse, Vivir es un asunto Urgente y el Cociente Agallas.

En estos momentos me estoy leyendo su último libro El Guardián de la Verdad donde nos relata una historia de ciencia ficción. Los protagonistas son un abuelo, su hija y su nieto. Tienen deseos de llegar a ser alguien más. Mario les lleva a vivir una aventura mitológica. Una historia tierna, llena de sensibilidad y conocimiento.

Para mí, el mejor libro, el que más puede ayudarte es  Reinventarse.

Entonces ¿qué podríamos esperar en la letra de una persona entregada al servicio del bienestar de los demás? ¿Su vida personal será tan importante como su carrera? ¿Encontraremos un carácter amable, tranquilo y sensato en su firma? ¿Existirá coherencia entre su persona y lo que expone?

Comencemos con los rasgos más significativos del texto. La inicial de la mayúscula está inflada, algunos puntos de las “i” están en círculo. Se aprecia en las palabras una disminución progresiva (gladiolada) y uniones particularmente altas.

En la firma nos encontramos su nombre con rúbrica sencilla, rasgo inicial largo, final de rúbrica regresivo y  ganchos.

Añadiendo estos datos al resto de movimientos escriturales nos encontramos ante una persona de inteligencia superior. Destaca por la gran capacidad para razonar y anticiparse con certeza a los acontecimientos futuros. Además, dispone de elevada memoria y retentiva. Otros de sus fuertes es la elevada creatividad y originalidad.

Estas tendencias artísticas se inician en una mente de ideas fecundas con intensidad fantasiosa. La letra nos habla de una mente crítica, que analiza o evalúa las opiniones o afirmaciones que se dan por verdaderas. Usando sus conocimientos y su inteligencia logra de manera efectiva  la postura más razonable y justificada sobre un tema. Tras esta evaluación se ancla en sus propias ideas y en las actitudes tomadas.

Otra de las cosas sobre las que destaca la dedicatoria de Mario es por su sentido del humor.

Cierta tendencia a darle vueltas a la mente. Busca liberarse de las opresiones y de conflictos interiores, perseverando hacia un ideal el cual quisiera alcanzar. Es una necesidad de ir hacia delante, con espíritu emprendedor y optimismo. Propio de una persona con buen rendimiento.

De carácter amable y diplomático. Facilidad para sonsacar las necesidades e intenciones de los demás, así como profundizar en los detalles. Parece que Mario tiene gusto por las buenas relaciones, donde no se deja llevar ni por el escepticismo ni por la crítica destructiva.

Hay un rasgo destacable en la firma de Mario que nos habla de cierta sensibilidad y gusto por lo histórico, tanto en el arte (lugares, esculturas, arquitectura…)  como en dejarse llevar por recuerdos nostálgicos. Sobre todo aquellos que le motivan y le son agradables. Es amante de la tradición y de la familia, con gran espíritu conservador.

La firma nos habla de una persona familiar, del querer estar con los suyos. Del necesitar la atención y el cuidado de aquellos a quien ama. Tenerles cerca y estar en contacto habitualmente.  Donde predomina mayormente su intimidad, apartándola y diferenciándola de lo social y/o profesional.

Pocas sombras podemos encontrarnos en la dedicatoria de Mario Alonso Puig. Tal como he indicado en otros análisis, el deseo de acaparar la atención y de necesitar ser importantes están dentro de cada uno de nosotros. Supongo que la satisfacción que siente por sí mismo, es debido al placer de dedicarse a motivar, a dar ilusión, esperanza y alegría.

Dispone de carácter, con cierta sensibilidad a irritarse en determinados momentos. Con réplica pronta o con salidas verbales irónicas.  Ideas claras que alcanza tras comerse la cabeza unas cuantas veces.  Actitudes comunes que no destacan tanto como su gran inteligencia.

Respondiendo a las preguntas del inicio del análisis, nos encontramos ante una persona  generosa con deseos de aportar bienestar. Profesionalmente,  aunque le guste dedicarse a la comunicación, su vida familiar e intimidad predominan ante lo demás. Se percibe, tanto en la letra como en la firma sensatez y tranquilidad,  adquirida por los años, adquiriendo madurez emocional. Amabilidad, cordialidad y diplomacia que emana de lo profundo y visceral.

Ya que este es mi apartado y me he tranquilizado tantas veces con las palabras de Mario Alonso Puig, quiero exponer mi gran deseo a conocerle y poder charlar con él. En petit comité. En un tú a tú. Sin más ánimo que disfrutar de su sabiduría, intercambiando puntos de reflexión.

A través de la letra y la firma se puede conocer mucho sobre las personas. Los puntos fuertes y los débiles se representan a través de los trazos. Si quieres saber más de ti o de alguna persona allegada, puedes ponerte en contacto con nosotros. ¡Descubrirás más de lo que piensas!

Más grafología en