En este análisis grafológico nos encontramos con Heinrich Schliemann, arqueólogo del siglo XIX.

He llegado a él gracias al programa de historia de la Cadena Ser que presenta Nacho Ares con Jesús Callejo. Llevo un tiempo siguiéndoles y normalmente quedo con gran satisfacción por como explican la historia y, por lo que aprendo con ellos.  Además, me encanta el interés que despiertan en mí con algunos de sus protagonistas, ya que me sumerjo en internet, en libros y películas que me hagan conocer más sobre la historia de estos personajes.

Así ha ocurrido con Schliemann. Un polémico arqueólogo que nació en 1.822 en el norte de Alemania y falleció en Italia en 1.890 con 68 años de edad.

¿Qué le hizo ser el explorador aficionado más importante de la historia? Que se creyó los mitos. Logró demostrar a los escépticos de su época que la guerra narrada en la Iliada de Homero y la ciudad de Troya existieron.

Todo comenzó cuando Schliemann era muy pequeño y su padre le narraba las historias de la Iliada. Como regalo de su séptimo cumpleaños, su padre le entregó la historia Universal ilustrada que Heinrich devoró y profundizó, absorbiendo  los conocimientos de la antigua Grecia. Dicen que de mayor Schliemann era capaz de recitar de memoria los versos de la Iliada.

Nació en una familia humilde. Su madre murió cuando él tenía tan solo nueve años y su padre era el párroco de la aldea en la que nació. Recibió una educación normal rodeada de campesinos supersticiosos. A sus 18 años pensaba que en Europa moriría en la miseria, así que embarcó para Sudamérica creyendo que allí la fortuna le sonreiría. Una tormenta le hizo naufragar y le arrastró hasta las costas de Holanda donde fue rescatado con otros 13 supervivientes. Curiosidades de la vida, pero su equipaje fue el único que se salvó con todas sus pertenencias y documentos.

Estas vicisitudes  que no le frenaron para llegar a dominar 18 idiomas. Su afán por querer ser alguien en la vida le llegó a amasar una gran e increíble fortuna.

Dicen que tenía confianza en sí mismo, que era una persona con bastante constancia y tesón.

Fue en Ámsterdam donde consiguió un empleo de contador  que acabó por convertirle en un hombre de negocios, proveyéndole de fortuna económica. Con tanto dinero decidió hacer su sueño realidad, que era encontrar la ciudad Homérica y los Tesoros de Grecia. Y lo logró.

Nacho Ares opina que fue un hombre arrogante, con bastante falta de ética, pues acudía a las excavaciones sin permisos, sobornaba a las autoridades y reinterpretaba y falsificaba documentos para salirse con la suya.

Heinrich Schliemann estuvo obsesionado toda su vida con la Iliada. ¿Qué tipo de letra puede tener un personaje histórico tan singular e importante? ¿Existirá esa confianza en sí mismo de la que hablan? ¿Se observará gráficamente el tesón en la letra de Schliemann?¿Se verá la falta de escrúpulos que tanto le señalan?

 

Características grafonómicas

De primera vista nos hallamos ante manuscritos donde los pies y las crestas (hampas y jambas) se tocan y en ocasiones invade el renglón de abajo. Además, se percibe en un primer momento los cegados o empastados de la tinta que quedan sobre el papel. Fijándonos más, observamos que es una letra sobrealzada. Otra característica destacable es la inclinación de las letras, que llegan a 130º y 140º. Letra personalizada  con varios gestos tipo como ganchos y lazos al inicio de la letra y en las letras “f”. En la firma nos encontramos con cohesión ligada, gladiolada y con gesto regresivo.

 

Análisis Grafológico

Estas variables grafonómicas sumadas a las otras mediciones realizadas nos indican que las letras de estos manuscritos son de una persona con elevado autoconcepto. Sentimiento de casta, de ser alguien e incluso de sentirse  mejor que los demás. Las letras muestran la autoafirmación, que como indica Vels, es la tendencia a reforzar ante los demás la propia posición o a destacar los propios valores para asegurarse el reconocimiento de los mismos.  Esta autoimagen desbordada se debe al deseo de compensar el miedo inconsciente a la inferioridad mediante la fantasía.

Existen en los trazos aspiraciones de mando y dirección, incluso imposición de las propias ideas y argumentos. Esto parte del menosprecio del valor y méritos de la personalidad ajena y de las opiniones de los demás. La ambición de destacar, de estar por encima de los demás en cualquier aspecto de la vida: intelectual, económico, social, profesional, etc. Dispuesto a sentirse líder, el sujeto manifiesta sus ideas como poseído por una certeza subjetiva absoluta en sus pensamientos y tenderá a imponer sus ideas y decidir por todos sin recoger la conformidad de los demás. Da por sentado que sus criterios, opiniones y decisiones son acertados e indiscutibles.

Las cartas revelan agotamiento, debilidad física o posibles intoxicaciones.  Canalización de las energías hacia metas materialistas en todos los sentidos físicos. Sensualidad, gula, erotismo, necesidad de sensaciones físicas agradables.

Persona que planifica y proyecta muchas cosas. Existe confusión; ideas y pensamientos embrollados. Procesos cognitivos complejos. Son capaces de tener muchas ideas de carácter opuesto y temática distinta a la vez.

Este tipo de escritura  muestra como la expresión verbal es fluida, mencionando gran número de detalles de las situaciones, muchos irrelevantes, y pasando con facilidad de un tema a otro. Propio de personas que piensan mucho más rápido que hablan. En estas ideas diversas, el autor no sabe distinguir su espacio de aquel que pertenece a los demás, resultando invasivo e irrespetuoso.

La firma nos indica grandes dotes de observación y capacidad para partir de lo general a lo particular. Rapidez mental, astucia e inteligencia con capacidad para salir airoso de las situaciones problemáticas o conflictivas. Alta grado de creatividad, pudiendo encontrar múltiples soluciones a un mismo problema.

Vels nos indica que este grafismo es indicador de la experiencia de vida, de la necesidad de examinar las cosas hasta el fondo en busca de lo evidente. Sobre todo, para despejar posibles incógnitas.

El sujeto utiliza la sagacidad y la perspicacia para obtener sus mayores deseos.

Gran capacidad de atención. Letra propia de una persona que puede estar concentrada  de una manera total y sin distracciones hasta el momento final de la tarea. Incluso en dos tareas a la vez y en las dos, con el mismo grado elevado de atención. La capacidad de lógica y como hemos indicado antes, de excelente capacidad verbal, muestra a un individuo que siempre tiene argumentos para defender sus posiciones. No resulta fácil debatir en su contra. Pensamiento ágil, aunque a menudo irreflexivo. Grafía de persona tenaz y constante; con capacidad para trabajos de resistencia. Gran dosis de iniciativa.

Además, se aprecia la atención centrada en los propios problemas, intereses y necesidades. Despreocupación o falta de interés por todo aquello que afecta a los demás. Miedo a la privación de todo aquello que cree que le corresponde, reclamando sus derechos con antelación y reivindicando todo aquello que cree que le pertenece, sobre todo en cuestiones económicas.

 

Conclusiones

Si decían de él que poseía gran confianza en sí mismo, estaban en lo cierto. La grafología nos ha explicado que se debía a un sentimiento compensatorio de inferioridad. Seguramente, eso sólo lo percibirían las personas más próximas.

La constancia y el tesón también se observan en los trazos, y si Nacho Ares opinó en su programa de radio  que fue un hombre arrogante, podemos corresponderle afirmativa y grafológicamente.

 

¿Te gustaría saber lo que tu letra dice de ti? 

Espero que os haya gustado este análisis.

Si deseas saber qué dice tu letra de ti ponte en contacto conmigo a través de email evaherrerac@gmail.com.

Muchas gracias por leerme.

Más grafología en